Skip to content

Iluminar Barcelona

by en julio 23, 2012

LA VANGUARDIA EDITORIAL

Imprescindible como es la luz en las ciudades, Barcelona necesita seguir mejorando su red de alumbrado público. Para ello el uso de las nuevas tecnologías puede y debe ser una herramienta que se utilice con criterios de eficacia y sostenibilidad, pues la capital de Catalunya se encuentra ahora ante el reto de perfeccionar su iluminación, que en muchos puntos es francamente mejorable. En los últimos años, el mantenimiento escaso o deficiente de las instalaciones y la falta de prioridad política que tenía esta cuestión había puesto la deficiente iluminación pública en el centro del debate ciudadano y comercial. Tanto es así que el problema estuvo presente durante la última campaña electoral en Barcelona, y CiU, entre otros partidos, incorporó en su programa la promesa de mejora de la iluminación del espacio público barcelonés, formado por sus calles, plazas y vías de comunicación, pero también por las fachadas de sus edificios más emblemáticos. Tras su elección, el alcalde Xavier Trias ha renovado este compromiso. Se trata ahora de llevarlo a la práctica.

Mejorar la iluminación de una ciudad no es convertirla en una antorcha de luz. La contaminación lumínica también existe y tiene que evitarse, y mientras se ilumina mejor, también debe reducirse el gasto en consumo energético, de ahí la necesidad de diseñar y llevar a cabo un sistema de alumbrado inteligente. De esta manera, la luz se convierte en un elemento de configuración urbanística que aporta seguridad, mejora la calidad del espacio público y su limpieza, y redunda, al fin, en elevar la imagen y el potencial de la ciudad.

En los últimos años ha habido ya cambios sensibles en el ámbito de la iluminación pública. Buenos ejemplos de ello fueron la sustitución de las viejas lámparas de vapor de mercurio por las de vapor de sodio, así como las correcciones de puntos de luz que se perdían inútilmente hacia el cielo, con mejoras notables en áreas tan significadas cono la Rambla, el paseo de Gràcia o diversas zonas del Raval y de Montjuïc. Se consiguió también un ahorro del orden del 2 % del consumo energético anual.

Ahora el plan director de iluminación que el Ayuntamiento presentará en septiembre próximo incorporará nuevas tecnologías, como los sensores para detectar la presencia de transeúntes y vehículos que circulen a menos de 30 kilómetros por hora o el uso de leds (bombillas de muy bajo consumo), así como nuevos criterios para iluminar monumentos y fachadas de valor artístico. Se trata de buscar, en suma, un sistema de iluminación pública más racional y eficaz.

From → EkoLum

Dejar un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: